Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Lágrimas de Luna. Capítulo 1 ( Tercera parte)

Hola  ¿cómo  les  va?  Hoy les  traigo un nuevo  capítulo, si se  les hace  un poco conocida  esta parte. Les  conté  que la historia  de  Heli    comienza  al mismo tiempo   que la d e  Amelia  habrá  sucesos   comunes   pero    casi  toda la acción  es nueva  y  con el punto de  vista  Heli  y  Seirim   . Esperó que  les   guste este  nuevo fragmento.


Capítulo  1 

El estómago Zahra   sonó  del  hambre. Trabajo recolectando almas  todo  el día,  como  tenía algo de  tiempo  aprovecho  para  comprar  algo  de alimentos en supermercado cercano. Luego fue  a su  apartamento  a  prepararse una  comida  ligera, antes  volver a trabajar  su turno que terminaba a la medianoche. Aunque solo eran  las  7  de la noche estaba  cansada.  Prendió  la televisión  para no sentirse  sola. Apenas  prestaba  atención  a la  película repetida de  Brendan Fraiser  que estaban dando. Se  puso a picar   tomate  para   hacer  una  ensalada. Sintió  un poco de frío,  así  que  iba a ir  por  un saco  a su habitación. Dejó  el cuchillo  en la mesa, cuando sintió que  alguien le  respiraba  en  el cuello.  El televisor se apagó  al igual  que  las luces.  Tomó  el cuchillo  para  defenderse  pero esté  voló  de sus  manos, se volteó  y  fue directo hacia  ella.  Los  otros cuchillos  que estaba  en un cajón  de la cocina  empezaron a perseguirla  , al igual que  los  tenedores.
Tuvo que  agacharse para no  ser atravesada como una hamburguesa. Oyó  una risa que hizo que  temblara  con miedo.  Como  recolectora, podía  aparecer  y  desaparecer  de  un lugar; así que intentó  huir sin resultado. Sin otra opción  posible  avanzó a  gatas  por  la cocina.  Se dirigió  al  vestíbulo,  pero fue  atrapada  por    su alfombra.
Zahra desesperada  trató de  escapar nuevamente,   cuando lo intento la alfombra  la  apretó hasta  casi asfixiarla. De  la  alfombra salieron pequeñas  hebras  que  al topar  el  suelo  se encendían  incendiando  la  habitación.
Zahra  gritó  asustada,  se  calló  cuando  oyó  una risa macabra.
— Me encanta, cuando   gritas y tu miedo no dejan moverte.  Puedo  oír  tu corazón  golpear como un martillo.   ¿Quieres  ver  qué hago con tus   tataranietas ? Aceptaste  ser  recolectora solo  para  proteger  a tus  seres  queridos  de  mí  y  ahora   las  voy  a  destruir,  de la misma  manera que intentaste  hacer  tu conmigo.
— Púdrete,  Uvatar.
Como  respuesta el demonio  elfo golpeó contra  el techo y  la alfombra  se incendió. La recolectora   aulló  de  dolor. Desesperada  luego de  varios intentos pudo llamar  a   su mejor amigo Khalid por  medio  de  una piedra  de poder que  se transformaba  para   solventar sus necesidades. 
Debía  salvar  a sus  niñas, cueste  lo que cueste. Eran  su único  tesoro  cuando   junto  con otros  seres mágicos   derrotó al  demonio  elfo. Tuvo  que   dejar  a su hija  y convertirse  en  una  recolectora  de  almas.  Sin  embargo, eso no le impidió velar  por  Kytzia y sus  hijos  a través  del paso  del tiempo.  Siempre  había  encontrado  una  forma  de ayudarlas   y  no iba a dejar de hacerlo   ahora.
—Mira,  cómo  tus amadas  niñas  sucumben  a mi poder,  cómo se  rinden ante  mí  y  tomó  sus  vidas   para   hacerme  más  fuerte.
Amelia  estaba  de  cabeza  atada   por  cientos  de  rosas  blancas   que  clavaron  sus  espinas en  su  piel  manchado  la  alfombra  blanca  de  sangre.  Junto  a  ella   se  encontraba    una nube   de  arena  roja  y  negra  que  formaba  una  especie  de  calavera. Zahra   pudo distinguir  la   cara  de  Úvatar. El demonio  elfo   se  alimentaba  del miedo  de   Amelia   succionando  parte  de su vida.
A pesar  de  estar  preocupada  por  Amelia.   Sufrió  al  ver  el martirio  la pequeña  y  débil Ana siendo agredida de  forma  cruel.   La  luz  y  televisor  se había  apagado , la  pequeña  de 15  años  estaba atada  por  las   sábanas  de  su  cama  que   la sofocaron . Ana estaba desesperada  por  respirar, su corazón  estaba  a punto  de  rendirse. Como si  eso no  fuera suficientes cientos  de  agujas  la pinchaban una y otra vez.
Heli, la   amiga  de sus  niñas  estaba  agarrándose    de  la  ventana  había sido expulsada de  la habitación. Hasta  Ramoncito era  torturado   en  la cocina   siendo  golpeado  por  un  enorme sartén.
—¿ Zahra, te  gusta  lo qué  hago  a  tus  niñas  y  a sus amigos?
—Déjalas  en paz ,  enfréntate   a mí.
— Lo haré,  luego. Tú eres  mi postre.
Un olor nauseabundo   dominaba  la  habitación,  Amelia   apenas  controlaba  las  ganas  de vomitar.  Las  espinas que  la ataban   le  hacían daño,  Se estremeció   de  miedo  y  de  frío. Oyó   como  su    hermana,  Heli  y  Ramocinto gritaban de terror.
Luego algo  o  alguien  le mordió la oreja. Amelia  grito  del  dolor  las  espinas  de las  rosas avanzaron a  su cuello con la intención  de estrangularla.
—¿Tienes  miedo  Amelia?
Amelia   no  dijo nada,  pensó  que estaba  loca  o que  todo era  una pesadilla. Pero  por  más absurdo   que  fuera  sintió  que  era  real.  Ana y sus  amigos  iban a morir  en  ese lugar .  Una horrible  voz  volvió  a  preguntar  —. ¿Tienes  miedo  Amelia?
Ella  no dijo nada.   Sintió  un  mordisco en el cuello.
—Responde o iré    a  preguntarle  a tu  hermana.
—Sí.
— ¿Sí  que?
— Tengo miedo.
— Así  me  gusta, Amelia
La  muchacha  se  retorció  de  asco al sentir  que  complació  al demonio. Úvatar  siguió hablando  sin darle importancia  a su  rechazo —Puedo  salvar  a  Ana  y  a  tus  amigos Amelia. Todo  depende  de  ti.
Amelia  con  dificultad  tragó  saliva, para  luego responder —¿Qué  debo hacer?
—Ven  a mí  acéptame.
Zahra  gritó  desde  su  apartamento queriendo liberarse —No.

Esperó que les  haya  gustado  el capítulo aunque  haya  sido re  corto. Tengan  un buen  fin  de semana 





11 comentarios:

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Muy buena parte del capítulo!!! Te deja con ganas de seguir.
Besos!

Yessy kan dijo...

Un capítulo muy trepidante. Me gusto la escena de acoso y acción en contra de Zahra y Amelia de parte de Uvatar. Nos dejas con un buen suspenso.
Abrazo

Laura dijo...

Uvatar no deja en paz a Amelia que ser más malo y tampoco deja a Zahra!

Mientras Leo dijo...

Qué bueno, se me hará largo esperar a que continúes
Besos

JUAN FUENTES dijo...

Las tramas de tus personajes,pueden hacer casi una historia interminable

Ana Meyling dijo...

Holaaaaa!
Quiero que continué jejeje
Como siempre genial.
Un besito, nos leemos^^

Lujan Fraix dijo...

Hola Citu
La verdad es que me dejas sorprendida. Una trama muy ágil y llena de acción. Muy bien los diálogos.
Un beso querida escritora.

Nena Kosta dijo...

Sí que me ha resultado familiar la escena terrorífica en casa de Amelia. Muy bien llevada desde su nueva visión, ahí empezaron los problemas con Úvatar, si no recuerdo mal. Muchos tentáculos, y largos tiene el despreciable monstruo.La escena en casa de Zahra también de infarto.
Un capítulo trepidante.
Besos mil

LOBEZNA dijo...

A veces no importa que sea corto, lo importante es que ha sido bueno. Un abrazo.

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! ¡Cuánto suspenso! Nos dejas queriendo más, como siempre >.< mira que no importa que el capítulo sea corto, lo que importa es que sea interesante y eso lo consigues de sobra.

¡Un abrazo!

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. Esta vez me he demorado en leerte pero al ver que Uvatar ha vuelto a hacer de las suyas prefiero no decir nada. Espero que lo envíen pronto al infierno. Ten buena semana y te leo pronto. Un besote!!

Related Posts with Thumbnails