Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 19 de enero de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 5 ( Segunda parte)

Hola  ¿cómo  están?  Hoy les  traigo un nuevo capítulo  .  Heli por  fin  va  conocer a  Seirim. 


Capítulo  5



― Este  no es un lugar  seguro.
De todos los lugares que había visitado.  Este  le parecía el más  hermoso  y  seguro.
― ¿ Enserio?
―  La belleza  también puede   ser  utilizada  como  un arma. 
Heli asintió  y  caminó sin rumbo  fijo .  No  sabía a  dónde  ir .  Tenía  que  salvar   a  su amiga    
Se  preguntó más para  sí misma  que  para  el extraño con  bella voz   ―¿  Cómo  regreso a   casa?
― Sigue  el camino amarillo.
Heli hizo una mueca. 
―  No estamos  en el mago de  oz y no hay un  camino  amarillo―.  Dijo  Heli señalando    a  la  tierra.
―  Lo sé,  pero  no pude contenerme .
De repente  a sus pies  se hizo  un  camino   amarillo  que  rodeaba los  tulipanes.  
―  ¿Tú lo hiciste?
La  voz  no  respondió  nada  por unos minutos  y luego   le envió una lluvia  de rosas  y tulipanes rojos. 
―  Si,  invadiste mis  sueños.  ¿ cómo lo hiciste? 
Heli tomó una  rosa  y a  pesar  de la  advertencia   la inhaló.  Se sintió  un poco mareada, pero no le importó. 
― No lo sé. Estaba  en los sueños  de  una amiga.  Fui  herida por  una  horrible   calavera  de  ojos  rojos  . Iba a advertirle  sobre  Úvatar.
Las  flores  se  volvieron negras.  Seirim  hasta  ese entonces  , pensó que ella   era  producto de su imaginación.  Un deseo o una alucinación  frutó del veneno  que  le administro Azidahaka.  Ahora  creía que era una  trampa.   Se preguntó ¿de   quién? 
La  mujer    de  su sueño tenía  cabellos rubios,  piel de porcelana   y ojos muy azules. No era  una  belleza, pero   cuando  le  sonrió .  Seirim  se estremeció  por  su  dulzura y un  deseo que  no lograba  comprender.   
― ¿Quién  eres?
Heli   aun  con la  rosa  en su mano que  se  volvió  negra   y  a pesar  del miedo. Respondió lista para  huir  o pelear
― Yo  te  pregunte  primero. Vine  aquí buscando  ayuda.
Seirim  recordó la  canción   de aquella
Estoy buscando una dulce sombra que me acompañe cuando el sol se esconda
Un punto blanco en el firmamento que sea la casa de todos mis sueños
Estoy buscando la energía pura que me ilumine para dar ternura
Dejar mi cuerpo tendido en el pasto llevar mi alma dónde está tu astro
Estoy buscándote a ti al espejo donde miro mi alma
Transparencia que me trae calma
Busco quemarme en tu ardiente cuerpo
Y ser ceniza que se lleva el viento para encontrarme contigo en el cielo
Estoy buscando una dulce sombra que me acompañe cuando el sol se esconda
― Estás   en el lugar equivocado para pedir  ayuda.  Solo  con mi pensamiento   podría eliminarte.
Heli   alzó  la cabeza  altiva ―  Mátame  de una  vez, pero no me amenaces  .  No me das miedo.
El  cielo  azul     se  volvió  negro  y  Heli  sintió un  aroma  a rosas    que   le  dio  dolor  de  cabeza  y la mareó.   Oyó una  voz que la hizo estremerce  ―. Solo
tengo que dejar  que  respires    un minuto más este aire  y morirás. 
Heli no dijo  nada  y   cayó  al suelo .  Una  mano invisible  le  sujetaba  ―.  ¿Dime quien te mando?
― Nadie.  Entre  buscando  ayuda.  Iba a advertir a   Amelia  sobre  Úvatar  a pesar de que mi madre me lo prohibió. ¿ Estás conten...―  Heli se  desmayó  en los brazos de  Seirim   que  materializó  de inmediato.  Noto que el  cuello tenía varias  cicatrices  como si la hubiera estrangulado un rosal.  Se acercó y  olfateó el cuello de la  mujer. 
Úvatar  la  envenenó si lo que  dijo es  cierto  al  tratar  de  estrangularla y junto con el veneno que  él puso en el  ambiente . La mujer   tenía solo unos  cuantos minutos.  A  si  fuera una  trampa   cosa que lo dudaba    no  podía  dejarla morir.
La llevo  a una cascada   y  le  remojo en sus aguas  cristalinas   el pantalón negro y   la  camiseta rosa que llevaba la muchacha   sé  se pegaron a  su cuerpo  .  Seirim  suspiró  con pesar.  Era  una mujer  curvilínea   y muy hermosa .  Había algo etéreo  y  al mismo tiempo  fuerte   en  su persona.  
Heli  tembló  se encontraba     debajo de una cascada  de   aguas    tan azules  y   cristalinas   que no eran  de   su mundo.    El paisaje   selvático la rodeaba  pero  por  raro  que  parezca no oía ni  animales    solo  el  sonido del agua  corriendo.   Por un momento pensó que iba a morir.  Se sentó   en  el agua  que estaba  templada  un  aroma  extraño   se percibía un olor  a  tierra   mojada  que  a  Heli siempre le gusto   y tranquilizo. 
 ― Pensé que me  querías  muerta. ¿  Por qué me salvaste?
― No lo sé.
― ¿Quién  eres? 
La  voz  contestó.  Heli miró la  rosa  negra que  todavía estaba en sus manos. Casi la tira  al oír la  voz   de hombre sensual  de nuevo.
―  Soy  solo soledad  y muerte.
― ¿ Tienes  rostro? ¿ Por qué  te escondes?
― No me  escondo .  Estoy   preso.
Heli jugueteó con el agua   antes de preguntar  ― ¿ Por qué?
―  Asesinato, deberías  temerme.
―  No,  te tengo miedo.  Dudo que lo hayas hecho.
Seirim   no supo  qué  decir .  Heli  era  un ser  extraño le  creyó  en su inocencia  casi  sin conocerle más que la  mujer  que   llevaba  años diciendo que lo amaba.
―  Deberías tenerme  miedo.
―  Perro que ladra no muerde.
Seirim   río y  Heli  tembló y sintió estremecimiento en el  vientre.  
― Debes marcharte.  
―  Lo sé, pero...  
―   Solo debes pensar  en lo que deseas  así  llegaste  a este lugar.  Piensa en tu  cama  y  en despertar  y estarás  a  salvó en tu hogar.

― Gracias,  aunque  antes tengo que advertir  a amiga.
―  No  vuelvas  con ella.  Corres peligro.  Úvatar es un demonio muy  fuerte.
Heli se paró  con frío y   sintiéndose  muy  cansada.  
―  Ayúdame.
―  Estoy preso no puedo hacer nada. 
Heli se sintió defraudada ―  gracias de todos modos.
Luego de  decir eso  se  fue  otra  vez  dónde se encontraba    Amelia no podía  rendirse tan  fácil.
 Encontró  a  Amelia  suspendida  en  una cornisa   de  un  edificio enorme  a lo lejos  Úvatar   tortura a un bebé. Heli suspiró y se dispuso a  caminar  hacia  el edificio. 
― No lo hagas.  Si  caminas dentro.  El demonio se dará cuenta .
―¿Entonces  qué  hago?
  ―Vuela  y  sálvala  .  Tú puedes  pequeño ángel.
De la nada a Heli le salieron dos alas  de  ángel  .  Fue a ayudar a su amiga    enormes    vampiros    se interpusieron en su  camino  Heli  los  esquivó por poco.  Se acercó  a  Amelia  y la  tomó  de la mano.  un grito horrible se oyó desde lejos.  ―  Amelia  es mía.
Heli  despertó y  se maldijo por  avisar   a  su amiga del peligro. Esperó que ella  se  encuentre bien.  Bostezo, pensando que  tal  vez todo fue   un sueño  cuando miró  hacia   el  reloj  observó  una   rosa  negra. Luego llamó a  Amelia.

Esperó que les haya  gustado  el fragmento les mando un beso 





12 comentarios:

Mela dijo...

Hola, JP... Seirim y Heli desconfían el uno del otro... no obstante, él la ha ayudado y ella cree en su inocencia
Me ha encantado la canción que recuerda Seirim... también la cascada
Úvatar es terrible, un enemigo muy poderoso
Pero Heli es una valiente dispuesta a ayudar a su amiga
Has cortado el capítulo en un momento muy interesante... me quedo con las ganas de saber si Amelia se encuentra bien
Me ha encantado, y también te mando un beso

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,paso a desearte un feliz y tranquilo fin de semana.
Muchos besos y cuídate mucho preciosa niña:):)tqm

JUAN FUENTES dijo...

la palabra ese don capaz de atraer a las masas

Aisha Luna Mora dijo...

Wooow que mente más maravillosa para haber creado esta historia tan mágica!!!😍

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Genial capitulo!
Que tengas un bonito fin de semana!

−Fantasy Violet−
Besotes! ♥ 

Ramón Berenguer dijo...

Yo he entendido que Heli ha oido a Seirim pero no lo ha visto,creo que cuando lo vea se pueden enamorar.El capitulo me ha gustado mucho.

Lujan Fraix dijo...

Hola querida Citu, siempre escribiendo tus maravillosas novelas.
Yo estoy medio floja, hace un calor tremendo y eso me baja la presión. Además estoy medio desanimada. En fin... tú perdona.
Un besito y gracias por colaborar conmigo siempre.

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que te encuentres bien. Bueno, bueno, por fin Seirim y Heli han tenido su encuentro llenos de desconfianza. No obstante, muy bonito. Entiendo la desconfianza de Seirim lo han traicionado demasiadas veces. Heli siempre parece tan dulce y no me extraña que no confie, después de lo que paso con su madre. Buen capítulo! Te leo en siete días. Un besote!

Ignacio Alfonso dijo...

¡¡Bravo Seirim por salvar a Heli! Magnifico!
Me descolocas, no sé si ha sido un sueño o realidad, por la flor negra diría que realidad.

Yessy kan dijo...

Que maravilla de encuentro con Seirim, Heli no se da por completo convencida de que Sairim lo que quiere es ayudarle. Veo una atracción instantánea entre ambos. Que linda la letra de la cancion, me gusto mucho. Estoy ansiosa porque Úvatar reciba su merecido castigo. Magnifico capitulo!
Abrazo!

Melibea dijo...

Al fin voy al día con la historia, estoy toda emocionada e impaciente por saber que pasará. Me encanta! Es una historia muy interesante y como siempre tienes una mente que crea mundos maravillosos! Te felicito y te leo pronto!! No nos dejes mucho tiempo con la intriga de saber qué pasará! Besitos!!

Lourdes dijo...

¡Hola Citu! Hata aquí he llegado y me falta aún la tercera parte y demás. Es una novela con magia y eso me atrae. Uvatar deseo con el alma que tenga su castigo, como imaginarás. El encuentro entre Heli y Seirim me pareció interesante y es normal la desconfianza. Amé la letra de la canción querida amiga. Espero más sobre esa rosa negra. Te mando un besazo y mis felicitaciones de siempre.

Related Posts with Thumbnails