Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

lunes, 26 de marzo de 2018

El conejo de pascua

Hola ¿cómo están?  Muy  pronto sera  pascua  y es  común   ver  conejitos  de chocolate  o huevos.




Pero muy poco  saben porque  la tradición .


El origen del conejo de Pascua se remonta a las fiestas anglosajonas pre-cristianas, cuando el conejo era el símbolo de la fertilidad y estaba asociado a la diosa Easter, a quien se le dedicaba el mes de abril y el honor de las fiestas de la primavera entre los pueblos del norte de Europa.
Con el paso del tiempo, la figura del conejo de Pascua se fue incluyendo y adaptando a la Semana Santa y, a partir del siglo XIX, se empezaron a fabricar los muñecos de chocolate y azúcar en Alemania.
Una de las figuras favoritas de los pasteleros para fabricar figuras de chocolate era el conejo de Pascua, que era quien además traía los huevos de colores y de chocolate el Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección, debido a que la leyenda del conejo de Pascua se fue haciendo cada vez más famosa.
Esta curiosa leyenda cuenta que, cuando metieron a Jesús en el sepulcro que les había dado José de Arimatea, había dentro de la cueva un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto.
El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía preguntándose quien sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas.
Así pasó mucho rato viéndolo; pasó todo el día y toda una noche, cuando de repente el conejito vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca!
El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar a todo el mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado.
Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría, y así lo hizo.
Desde entonces, cuenta la leyenda que, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordar al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.
El juego de esconder los huevos de Pascua que ha ido dejando el conejo de Pascua en todas las casas es la diversión de los niños el Domingo de Pascua. 

Antes de  terminar  esta entrada les dejo las imagenes   varios  conejitos para que les  alegre  el  día. 






Les deseo  una  genial semana .






13 comentarios:

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Yo no sabia sobre la tradición y me ha encantado conocerla. Muchas gracias por contárnosla :)
Besos!

CRISTINA dijo...

Hola Citu, por aquí también hay la tradición de los conejos de Pascua. Cuando llega la Semana Santa, todos los supermercados y las pastelerías se llenan de figuras de chocolate, y una de las más habituales es precisamente la del conejo de Pascua.
Gracias por estas imágenes tan tiernas y emotivas.
Besitos!


Maria Rosa dijo...


Hola Alexander, que bonita historia. Es nueva para mí, nunca la había escuchado, un gusto leerte. Espero te encuentre mejorcita de saluud.

mariarosa

LOBEZNA dijo...

Qué bonicos!!! Aunque me quedo con el de chocolate, ja ja ja. uuuhhhmmm qué rico.
Feliz Semana Santa amiga mía.
Un abrazooo.

Mientras Leo dijo...

No conocía la leyenda del conejo de pastcua. En mic asa pintamos huevos desde hace unos cuantos años y los colgamos depués de un arbolito
Besos

JUAN FUENTES dijo...

Al paso de los años los mitos se convierten en histórias

JUAN FUENTES dijo...

La senectud tarta bastantes años en visitarte

Yessy kan dijo...

Que bella entrada!
También lo celebramos por estos lares. Yo nunca me pierdo el desfile, desde chiquilla me ha fascinado. Linda leyenda, y los conejitos son un primor.
Te envío un abrazo y cuidate.

Yomi MR dijo...

Holaa, mira que no conocía la relación entre los huevos y Jesús, así que gracias por eso, yo no celebro la Semana más allá de las vacaciones je, je, en fin, felices fiestas :D
¡Beesos! :3

Dezazu dijo...

Gracias a ti he conocido algo nuevo que desconocia!!besos

Mela dijo...

No conocía la leyenda... me ha encantado
Besos

M.A. Álvarez dijo...

me encantas estas entradas que cuentan el origen de las cosas. Además, me ha llamado la atención especialmente porque yo tengo a un conejito de mascota.
Un abrazo :)

Mirian Cartagena dijo...

No sabía de esta historia, son muy bonitos los huevos de Pascua y los conejos muy adorables.
Saludos.

Related Posts with Thumbnails