Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 23 de marzo de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 8 ( Segunda parte)

Hola  ¿cómo están?  Hoy  les traigo un nuevo  capítulo esperó que les  guste.
Capítulo  8 

Al  otro día Heli acompañaba  a  Amelia   y trataba de convencerla  de conocer al chico de ojos  verdes.  Era   lo único  que podía hacer.   Dejó  el pesimismo   a  un lado  tratando   de apoyar  a  su amiga mientras  ella   veía   al joven de  sus  sueños. 
 Amelia   dio  un pequeño gemido;   al  mirar  al  hombre  que  rondaba  sus  sueños ya  era tarde  para ocultarse.   Heli  aún continuaba hablando sobre   la  cena   de esa noche y no tuvo  tiempo  de  esconderse.
— Hubiera  preferido  ir  a  un restaurante  comida  mexicana,   pero  como  la  cena   es  por  el cumpleaños  de  mamá.  No entiendo  cómo  se  invitaron   Ramoncito  y su mamá. ¿Me  estás oyendo  Amelia?
No  sabía  qué   hacer  nervios  asintió  que sus manos  sudaban  y no podía  caminar  de  la impresión .  Estaba  paralizada  por   los  enigmáticos  ojos   del  hombre  de la medalla. Heli furiosa le gritó  algo.  Fue  cuando  percibió que  alguien respiraba sobre  su  cuello  y  le produjo escalofríos en  su  espalda   Miró por  el rabillo del  ojo y  chillo,  llena  de miedo  al   demonio que le acechaba todo el tiempo. No lo había  visto  en  días,  pensaba que se había librado de  él.  Estaba  más  horrible que nunca   Amelia  tuvo  ganas  de  vomitar  al  ver al monstruo. Heli  volteó   al  oír  a  su   amiga  gritar,  se  quedó paralizada   al  ver al  asqueroso   demonio. Úvatar  con  su  cabeza  de  planta  lanzó  unas  semillas  rojas al cielo  que   se cubrió  de nubes negras.
Luke quiso atraer  la atención  del demonio  y  a pesar de que era  arriesgado le mostró una de las urnas, que le apresaron.  Había oído   que   al verla Úvatar  salió huyendo,  pero fue en vano. Una lluvia  negra  caía  sobre las personas  convirtiéndolas  en piedra; hasta  Luke  ,  Vanora  y Azidahaka fueron transformados junto  a  todos  los  demás.     Los  únicos  seres   que  no estaban  cambiados eran  Amelia,   Sebastián   y  Úvatar 
— Mira  Amelia lo que hago con tu noviecito.
Úvatar lanzaba  púas  que  contenían ácido alrededor  de  Sebastián dejándolo  en  especie   de isla a punto de  colapsar. Estaba harto  de ese  hombre  que pretendía   enamorar  a  Amelia.  Por  fin reunió suficiente  energía  para  paralizar   cualquier  ataque de  los  13 guerreros.  Solo  necesitaba unos  minutos  para que   Amelia  se  rinda  y le  dé  su alma.  De  esa  forma  se  romperán   las   urnas  y él  recuperará  sus poderes.
— Tú  puedes,  vencerlo.  Yo  creo  en ti — El piso  donde estaba parado  Sebastián  tembló. El pintor   sabría  que pronto  sería  su fin.  Sin importarle  que   lo  que le  pasaría — Tú puedes... — Úvatar   furioso   se acercó  a Sebastián  con la intención  de devorar  su alma
— Es  tu culpa  Amelia,  ve  lo hago  con este  idiota.   Es  hora  que cumplas  tu destino  y seas  mía.

Amelia   miró  como una  gran  serpiente  se enroscaba  sobre  el cuerpo  del  hombre  de la  medalla y  le  quitaba la vida.  Ella  se sentía muy asustada ,  pero no dejaría  que   ese  monstruo   mate  a alguien más  en  su  presencia.  Ni siquiera  sabía  que  hacer solo  que debía  detenerlo,  así que le gritó —. No,  me importa  si eres  real o no.  No  volverás  atormentar  a  nadie más   estoy  harta   de  ti. Lárgate  eres  solo  una  asqueroso  y patético  gusano.   Con  fuerzas  que ni ella  sabía que tenía una  luz  emergió  de  su  interior  y  golpeó  a  Uvatar  disolviéndolo  en millones  gusanos, Luego  de eso   Amelia  se  desmayó  y  cayó  al piso.

Con  un fuerte  dolor  de  cabeza  y algo  mareado se  despertó Luke.  Recordó  ver  a Úvatar  y  quiso combatirlo sin  lograr  resultado.  Por  un momento no  sabía lo que ocurrió .  Amelia como el resto de las personas que se encontraban en la calle estaba desmayada,  Miró   a  la  calle  hubo varios accidentes, esperaba   que  no  hubiera  ningún muerto. Fue  a  examinar  a  Amelia  parecía  que  se encontraba  bien .  Un poco  aliviado  fue  a  ver  cómo  estaba su  prima lejana  Heli,  mientras   la examinaba,  ella se  despertó un poco confundida.
 —¿Qué haces  aquí  Luke? Pensé  que  ibas a volver   Inglaterra por  tus negocios.
—Tu madre, no te contó. Sigo con los trece  guerreros  Sinclair  se encarga  de la compañía
—No, hablo  mucho  con mi mamá estos  días.
―¿Por qué?
Heli   hizo  una mueca y  señaló  a su amiga  — Mi mamá  y  yo no compartimos   la misma  opinión.  Yo deseo  contar a  Amelia   sobre  ese   demonio que le acecha y ella no es  de la misma opinión  hasta hizo que me  hechizaran.
Luke  frunció  el entrecejo  —. Chica tonta,  tu madre   intenta  protegerte.  Si ella  o  tú  violan alguna ley  del  código  del consejo  de magia  podrían   ser encarceladas.
—Lo sé, pero.
—Habla, con tu madre.
Heli  se puso pálida , estuvo a punto de desmayarse de nuevo, pero fue  sostenida  por  un hombre alto de  cabellos  plateados  y ojos  azules atormentados. Le pareció que lo conocía tal era por que era igualito a  un dibujo animado.  
—Sei  ¿qué  haces  aquí?
—Sentimos  el  ataque  de  Uvatar,  pero solo yo  pude atravesar  la  barrera que formó.

Heli  respiró profundamente   y  se quedó sorprendida  al  ver  que estaba   en  los  brazos  de Sesshomaru,  uno  de sus personajes  de anime  preferidos.  Tal vez  estaba  soñando  así que  pellizco al hombre;  él la miró  con furia y sus ojos  se pusieron rojos.  Heli no lo podía  creer   era  igualito  a él, se preguntó si   se transformaría  en un gran perro  como el anime.
Luke  mirando la expresión  embelesada de  su prima medio avergonzado dijo  —Seirim  está  es mi  prima Heli
—Heli este  Seirim  uno  de los  13 guerreros que protege a  Amelia.  Además,  tu  madre  Nessa  fue muy mi amiga  de  la  madre  de  Seirim. Aunque  ahora son enemigas.
Seirim  gruñó ya que  a él no le gustaran que hablaran de su madre.  Otra  razón para  alejarse de  Heli. 
Heli asintió, algo  nerviosa . Esperaba  que no  se  hubiera  salido la  baba y hubiera  hecho el ridículo.
— ¿No entiendo porque solo estamos  los  tres de  pie?
Seirim  algo  incómodo por qué la prima  de  Luke  lo miraba  con  los  ojos iluminados, se  puso a caminar evadiendo a la extraña  chica.
—Es porque somos  medio elfo la barrera  está  hecha  por  la unión  de   hongos,  heces   de   ciervo del bosque sombrío.
—¡Qué asco! ¿Cómo  podemos despertar a todos? — gritó  Heli.
—Necesitamos  romper  la barrera tal vez  con  un remolino.
Luke  sacó  una especie  de trompo  y lo puso a girar   causando  un remolino;  mientras  Sei  sacó su látigo  y  se puso  a  golpear al cielo para   derribar  una  barrera  invisible.  Heli   fue  a lado  de Amelia , trato de  quitar  la  cara  de asombro  y no hizo la  pregunta   absurda qué  deseaba  hacer  al amigo de  su primo.
Amelia  despertó  algo mareada,  pero  más confiada en que  otras  veces.  La calle era  un desastre Heli la había llevado   al   local   de  pollo  frito  que estaba cerca.  Ambas  estaban  sentadas    en una  mesa .  Heli  tomaba  un batido  de chocolate.
A lo lejos  Seirim   miraba  una  vez  más a   Heli  con la excusa de  ayudar  a  proteger  a  Amelia.  Recogió la  urna que  utilizó  Luke  para espantar  a  Úvatar,  aunque  él  y  Blake  estaban haciendo  un  arma  a  partir  de ellas.  Seirim no estaba  convencido de su utilidad   ya  que no  destruyeron  a  Úvatar  en un  principio.  Él  tenía  la idea  que  algo en los  6  elegidos  terminaría  con  el demonio  elfo.
Cuando   tocó  la ánfora  dispuesto a  irse  tuvo una premonición que  cambiaría   el curso  de  la  guerra silenciosa  contra Úvatar.    Se  desmayó  mientras  Apepi  saboreaba  el momento  prometiéndose  que nadie  interfiera  con su  venganza en contra  de  Úvatar.

Esperó que les  haya  gustado. Les deseo un  genial  fin de semana 




8 comentarios:

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Gracias por este nuevo capitulo. Genial!
Feliz fin de semana!

−Fantasy Violet−
Besotes! ♥ 

JUAN FUENTES dijo...

Para escribir novelas.es necesario tener cultura y imaginación,pero el viejo fotógrafo solo tiene fantasias

Ramón Berenguer dijo...

Cuanta accion en el capitulo de este viernes!!Genial!!

Mela dijo...

Hola, JP... Amelia es muy valiente, y una gran guerrera
No ha permitido que Úvatar le haga daño a Sebastián... y creo que será ella quien termine definitivamente con este malvado demonio que pretende adueñarse de su alma
Un capítulo lleno de emoción
Besos

Yessy kan dijo...

Un capítulo emocionante.
Amelia tiene razón, en no dejar que Uvatar le siga haciendo daño a sus amigos y familiares. Su determinación y valentía la llevó a enfrentarse a ese demonio infernal. Heli y Seirim formarán una linda pareja, ojala que los desacuerdos entre las madres de ambos se arreglen.
Abrazo!

Ignacio Alfonso dijo...

Qué premonición habrá tenido? Interesante, muy interesante!
Beso.

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Aunque Seirin intenta alejarse de Heli va a ser misión imposible y me agrada Luke es un chico oportuno. Lo que no me queda claro es lo de la premonición espero que los chicos no lo pasen muy mal. Que tengas una buena semana y disfrutes de minis vacaciones. Un besote!!

Lourdes dijo...

¡Hola querida amiga! Aquí me ves poniéndome al día con tu maravillosa novela. La verdad que Amelia es muy valiente, un personaje encantador. Seirin me cae muy bien y creo que te lo he dicho. Tus personajes son muy queribles.
Espero que Uvatar encuentre por fin su merecido. Un beso enorme reina y felicitaciones.

Related Posts with Thumbnails