Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 4 de mayo de 2018

Lágrimas de Luna. Capítulo 11. ( Segunda parte)

Hola  ¿cómo están?   Hoy les traigo un nuevo  fragmento  de mi novela.

Capítulo  11


Minutos más  tarde  Adremelech   estaba en su oficina.  Hablando  con Remiel  y  Siwon   sobre diversos   temas    sobre la seguridad  del inframundo.  Aunque   no  era    el  rey  del infierno.  Las labores  de  Baal  pasaron a sus manos  como el  perseguir  a  Azidahaka  y  enfrentar  a las  sombras cuando estas  se alcen.  Para  colmos  debía aguantar  a todos los  que deseaban   obtener el puesto de  Baal  pero  que  no movían un  dedo  para  ayudar  al funcionamiento  del inframundo. Hasta  tuvo  que  reñir  y  pedir   permiso a  Leviatán  el  guardián  del inframundo  y  presidente vitalicio del concilio demoniaco. 
 No le sorprendió  cuando se abrió la puerta de  su despacho  y  Agni entró  ofendido.  Era  un  demonio enorme  de  fuego  solo sus ojos   eran azules como témpanos  de hielo y  su  rostro mostraba  desprecio.
― ¿Qué deseas Agni? ― Preguntó  Adremelech  mirando unos  documentos    y  clasificando  unas   almas  para  que sean redimidas  y liberadas  de  su  esclavitud. 
― Sabes  lo que deseo  te  mande llamar  a mis  dominios para   no ir  a  este  muladar.
Adremelech  no  dijo nada  por unos  segundos,  ni  se    dio enterado que  fue  insultado. 

Tomo unos papeles  de color  blanco   que se  tornaron   en color  azul.  ― Estas  almas  han sido redimidas   pueden ir   directamente  al cielo  azul...

―Te estoy hablando espero  respuestas.
Adremelech  miró a  Agni.  Siwon  se estremeció por la  furia  de  su mirada  , pero no  dijo nada. 
 ― Siwon ,  Remiel pueden irse.  Luego  seguiremos  con  nuestra labor.
Antes que salieran los hombres de  Adremelech   llegó  Chatel  que era   el demonio de la noche  vestido  todo  de  blanco   menos una pajarita negra  .  Estaba  transformado  en humano   por lo que era  un ser  alto   con  la piel   blanca  y unos  hermosos ojos  verdes  que  cambiaban  de  color .  Tenía una  gran nariz  y una    el  cabello  negro   le  caía    sobre los ojos  y parecía estar a punto de sonreír . Junto a  él    estaba      tres  grandes  demonios  y parecían muy   enfadados .   Antes que  Adremelech  pudiera  decir  algo se apareció  Seirim que parecía  tan enfadado  como  Agni.
Todos  hablaban  al mismo  tiempo .
Adremelch  lanzó   unas  rocas  de  fuego    a  todos los  demonios. 
―  Mi oficina  no es  estación de metro.  

―   Eso  es  verdad es  demasiado aburrida  y hay  peor  gentuza  ―  dijo  Chatel   que esquivó un golpe  de   los   demonios   que  tenía   a lado.
Adremelech       se  centró el demonio  flaco  ―   ¿Qué deseas  Chatel?  
―  Nada,  me  trajeron  a la fuerza   estos  demonios. Pero aprovecho para decirte  que dejes en paz  a mi hermana.  Ella no desea  ser  reina.  Si no deseas...
Adremlech  hizo   que la tierra   tiemble  ―   A mí no me ordenas nada. 
Seirim  congeló  el piso  por lo que   hizo  que dejara de  temblar    ―.  No molestes a  Anazareth, ni me manipules. 
Una llamarada  de  fuego  casi quemo  a  Seirim  ―  Callen sucios  híbridos. 
Antes  que   Seirim  responda   Chatel le  dio un bastonazo  al  demonio  de  fuego ―  Prefiero  ser  un híbrido que  ser  un estúpido. 
Agni  enfurecido  quiso  quemar   a  Chatel.  Fue cuando  Adremlech     lanzó una lluvia a   de  color  morado   que  dejó  inmovilizados y sin habla  a  los  demonios.
― Está es mi oficina no   el mundo humano  o   sus  guaridas. Los  voy a atender por  orden de llegada  y  permitir   que  hablen .   Se comportan si no   salen   este  minuto    convertidos  en ranas   por   los menos unos cien años .  No me importa   su clan  , la  importancia de su linaje  o lo mucho  que los necesite.
Minutos más  tarde la lluvia morada  cesó.  Ninguno de los presentes habló.  
Adremelech  sonrió  satisfecho  ―  ¿ Agni qué  deseas? 
Agni   furioso  avanzó  al escritorio  de  madera  negra   de  Adremelech    sintiendo rabia por la  humillación y la amenaza  que  acabo de recibir.  
― No  recibo  amenazas  de nadie  y  tu  no er... ―   De repente   Agni se  volvió  una  rana  de  fuego.
―   Compórtate  o  te  dejaré  así y pediré  al consejo     demoníaco  que  te excluya  para ascender  el trono  de  Baal.  
No me importa  que seas su hijo , ni  que  tengas apoyó  de los números  clanes.  Te  falta mucho para  ser   rey  y aunque  te sientes  en el trono   nunca llegarás   a gobernar.
Agni   volvió   a ser   un  demonio de  fuego ―.   Esto  se enterara el consejo demoníaco tu cabeza  será mía   a la tarde. 
 Luego de  decir eso se marchó seguido   de los  demonios de  piedra. 
Adremelech ni se inmutó dudaba  que  pudiera  hacer  algo en su contra además  estaba  muy ocupado para preocuparse. Su mirada se  dirigió a  Chatel  ―   ¿Qué deseas  Chatel?
El   demonio  de la noche  estaba  convertido en su  forma humana.  Al igual que  Seirim  era  híbrido    su madre  eta  Anazareth   y su padre   Baal. Antes  de la maldición  que le  impuso  Baal era  uno  de los  demonios  más  peligrosos   y  aun  ahora   luchar  con él  era  sinónimo  de muerte. 
― Deseo  que  dejes  a mi hermana  Anazareth  en paz.
―Hecho, acaba de  dimitir     a  la pelea  del trono.  ¿Si no me  crees habla con ella?

Chatel se  marchó  sin decir  más  nada  dejando    a  Seirim  y  Adrmelech  solos. 


Adremelech  suspiro   y miró   a los  ojos  fríos  y  furiosos  de  Seirim.  Su   mirada  era  lo único  que  traicionaba  su  rostro    imperturbable.   Pasaron unos minutos en un  silencio tenso. 
Adremelech se sentía  cansado,  tenía un incipiente dolor  de  cabeza  y estaba  harto  de  las rabietas  de los hijos de  Baal.  
― Vas a   hablar  o   te  vas  a quedar  como  adorno  en mi oficina.  
Seirim    gruñó  ,  trono sus dedos  y creó un  sillón   orejero de  color    rojo.   
― Esperaba  que   tengas  remordimientos  o que  por   lo  menos  te sintieras  avergonzado  por  lo que hiciste.
Adremelch    alzo la  ceja  y  miró  al   demonio híbrido  con expresión  aburrida   ―  ¿Qué se  supone  que  hice?
― Además,  de  borrar mi memoria  engañar a los trece  guerreros  y  dejar libre  a  Úvatar  has pactado  Lilith.  
―  Se nota que he estado ocupado.
― No  te  burles  de mí.  
Adremelech  se frotó la  cabeza  antes de  responder  ―  No lo hago.  Tampoco  he pactado  con esa   demonia inmadura.  Mi único deseo es   atrapar   a  Úvatar...
― Cueste  lo que  cueste.
Adremelech  asintió.
Seirim se  acercó   a  su maestro  y  lo tomó por  el cuello.  
―  No me importa  que  hagas  conmigo  y  que  ocurra  con los  5 mundos.  Si  tocas  Heli morirás.
 Adremelech se safó del  agarre  ―  No  haré nada a la humana.  Pero deberías preocuparte  por  tu examante  .  Si ella descubre lo que sientes  por la humana  la matara. Ya una  vez hizo lo imposible  por  tenerte  sin  importa  lo que cueste. 
Antes  de  que  Seirim   pudiera  protestar  o siquiera  preguntar  fue  sacado   de la oficina  de  Adremelech  por un ciclón.


Esperó que les  haya  gustado   este   capítulo . Les deseo un  genial fin de semana




16 comentarios:

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Me ha encantado este capítulo :)
Besos!

Maria Rosa dijo...


Hola Alexander; después de leer tu capítulo de hoy, me he quedado pensando que la historia que cuentas y que es por demás muy interesante, me recuerda a la vida de los presidentes de nuestras naciones de América del Sur. Viven luchando por mantenerse en el poder, y están rodeados de seres demoníacos siempre atentos a quitarlos del medio. Viven entre engaños y calumnias.
Interesante Alexander. Un abrazo.

mariarosa

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Genial capítulo.
Te deseo un feliz fin de semana.

−Fantasy Violet−
Besotes! ♥ 

Ramón Berenguer dijo...

Es verdad que todos quieren el poder menos una.Anazareth no y Chatel lo ha dicho.Eres genial porque salen muchos personajes y buenos.Besos.

Ignacio Alfonso dijo...

Soy más malo que Adremelech, los hubiera convertido a todos en ranas más de 100 años:))
Una examante celosa? Peligro!
Bso

JUAN FUENTES dijo...

Pasan las semanas y tu amor por las letras,se hacen continuar con tu novela

Mela dijo...

Hola, JP... Pues la verdad es que Adremelech ha tenido que aguantar bastante a todos los que quieren el trono de Baal
Agni, Seirim, Chatel... todos estaban muy enfadados... cada uno con sus razones
No sé quién ocupará ese trono... y no saberlo me gusta... A veces pienso que será Seirim, pero no estoy segura
Todos hablaban al mismo tiempo, y me he reído cuando Adremelech les ha advertido que su oficina no era una estación de metro
También me he reído cuando los ha amenazado con transformarlos en ranas durante cien años
He aprendido una palabra nueva... muladar... no la conocía
Me encanta aprender palabras nuevas
Te felicito porque, a pesar de la tensión, has sabido poner un toque de humor que me ha divertido mucho
Besos

J.P. Alexander dijo...

Me alegro que te haya gustado Ramón. Me das una alegría que te guste comoescribo

J.P. Alexander dijo...

Mela intente darle un toque de humor. Me alegra haberlo conseguido

Merck Alba dijo...

Jajajaajajajj. Quiero que los convierta en ranas!!!! Me he partido y repartido cuando les lanza rocas de fuego!!!! Uno hace temblar el suelo, el otro lo congela!!!! Genial!!!!!

Besotes!!!!

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! ¡Qué genial capítulo! Me encantó el detalle de las almas redimidas <3

¡Un abrazo!

Un mundo llamado May dijo...

Seguro es entretenidisimo

Lourdes dijo...

¡Hola Citu! He tenido que leer el capi anterior porque estaba atrasada. Me encanta esa variedad de personajes tienes mucha imaginación. Me gustaría que Seirim lograra el trono pero veremos.
Un beso grande. Me ha encantado el capi!!

Yessy kan dijo...

Un trabajo muy difícil para Adremelech, todos quieren el poder pero sin aportar esfuerzo alguno para su causa. Me parece que Seirim sería el candidato adecuado, pero no estoy tan segura. Porque habrá renunciado Anazareth?
Como siempre un excelente capítulo, J.P. Concuerdo con Mela, los diálogos con esa chispa de humor son una pasada. Me encantaron! además también la palabra muladar no la conocía es nueva para mi.
Un abrazo!

Lit dijo...

Hola!
Tendré que darle un repaso a la historia porque creo que me pierdo con los personajes xD
Que tengas una buena semana!

Dezazu dijo...

Me encantó!!besos

Related Posts with Thumbnails