Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 19 de abril de 2019

Lágrimas de luna. Capítulo 27 ( Primera parte)

Hola  ¿  Cómo están?   Hoy  les traigo  un nuevo  capítulo.  Esperó que les  guste.


Capítulo  26

Sebastián  suspiró  resignado a  tener  a su lado a  Amelia. No  deseaba  que ella luche  a  su lado  y mucho menos que se enfrente   a   ese  monstruo. Amelia  temblaba a su lado. Sebastián  quiso golpearse  al darse cuenta que ella estaba  desnuda y él no le  ayudó a cubrirse.  De  inmediato  se  quitó  la   chaqueta  y  se la dio.  Amelia  solo le sonrió.
—¡Qué  tiernos! Su  comodidad y seguridad  debe  ser  lo último que  te  preocupe.  Ella  te  va  a matar  para  salvarse.  ¿Crees  que  su bonita historia  de  amor dure  el primer  ataque?
Sebastián  no pudo  decir  nada  la tierra  se  abrió de nuevo   y  la horrible y viscosa  bestia   de tres  cabezas   salió   a  destruirlos .  Como si  eso no fuera  suficiente  el piso y todo lo  que les  rodeaba  se infectó por las  sombras  y   el  killing  de  Úvatar mandaba   rayos  a la pareja.
Sebastián sabía que podía perder la vista, pero  era mejor quedar ciego a  ser  comida   del monstruo   o  ser  destruido  por   la  sombra  de ojos  rojos.
Con   todas   sus  fuerzas  creo  una  barrera   de  fuego  que los proteja no sabía  por  cuánto  tiempo.
— Amelia   mata  a ese  perdedor.  Sigue  tu  destino,  él no podrá   resistir  por  mucho  tiempo.
Amelia  tomó  la mano  de  Sebastián  y  la  apretó  fuerte.
—  Mi destino es morir  o convertirme en parte  de  ti.  Prefiero la muerte.
—  ¿ Deseas   la muerte  de humano  también? Por  protegerte     está perdiendo sus  fuerzas   .  ¿Quieres  eso?  
Amelia miró  a  Sebastián  que estaba  pálido de sus ojos   salía  sangre  pero  aún  sostenía  su mano  y  con la otra  creaba  una  barrera  para  defenderla.
Ella iba   a  soltar    la   mano  de  su amor, pero  él no la  dejaba.
—  Vine  para  salvarte,  no soy  un héroe.  Soy simplemente  un hombre  que  te ama y necesita.  Prefiero perder   mi vista  y mi vida que  dejar  que sufras.  Creo  en nosotros juntos     podremos   vencer   a  ese  monstruo.
El  killing  se  rio  y  mandó   una  bola  de energía     que  destruyó la  barrera  de  fuego   de  Sebastián y los  tiró  al piso la  bestia  de tres  cabezas   estaba a  punto de  agarrar   a la  pareja   y  matarla.
 Sebastián  ya  no  pudo  ver     se encontraba  en tinieblas  y su mayor temor  que era   de perder  a  su amor  estaba  a punto  de   convertirse en  realidad.  Desesperado  gritó  —   Amelia.
Pero nadie le  respondió volvió a  gritar  —  Amelia  ¿dónde  estás?

—  A tu  lado  Sebastián.
Amelia  no   tenía idea  de que  forma  salvar a  su pareja y  a  ella  misma.  El dolor  y el  miedo le nublaban  la  mente. Sebastián  cada  vez estaba más  pálido  y  ella podía  salvarlo  a costa  de su propia alma.
Solo la seguridad de su amor importaba iba a decir algo, pero  él  aún sostenía  su mano en medio   de la oscuridad  que los  rodeaba.
—  Ir  con  el demonio  es  la salida  fácil .  Sé que tienes miedo, pero  tu  luz  una  vez   venció  al monstruo  de ojos  rojos.  Solo  tú puedes   vencerlo,  siempre estaré  a tu lado. Confío en ti.
Las  lágrimas  de  Amelia  cubrieron su rostro
—No  sé  ¿cómo   vencerlo?
Antes  que  Sebastián pudiera  decir  una  sola palabra el demonio  llegó y  tomó a  Amelia  del cuello.
—No puedes  vencerme,  pedazo  de mierda.
Amelia  sintió  un gran dolor.
—  Este es tu castigo por  desobedecerme.   Ahora  veras  como  mato  a tu amor.
La mano  de la sombra  se volvió   una  espada afilada y empezó a  rasgar  el cuello  de    Sebastián.
Amelia  gritó  y  una luz  de su interior   salió   e  iluminó   toda la  habitación.  El  killing  de  Úvatar chilló  por  el dolor  que  Amelia le infringió y  soltó a  Sebastián.
— Maldita ,pagaras  por  eso,  haré  que  te  arrepientas  eternamente.
El  kiling concentró todo su poder  en  un rayo  con el deseo  de matar  a  A  Sebastián  y   herir  gravemente  a  Amelia.
Sin embargo,  el rayo  fue  atenuado por  una  barrera  de piedras.



—  Ellos no están solos.
Adremelech  por  fin llegó ayudar  a su alumno  y  a la humana. 
Sebastián  no  podía  creerlo su maestro  vino a  protegerlo una  vez más.  Aunque no confiaba  en  Adremelech  parecía que  el demonio rubio siempre  le estaba  salvando el pellejo.
—¿ Crees que podrías destruirme?
Adremelech  no  contestó frotó sus manos   y  de ellas   salieron unas perlas  de luz  que   destruyeron   a todas  las  sombras que rodeaban a  Amelia  y  Sebastián.
—  Puedo  destruir  a  las  sombras que has creado , pero  como tú sabes no puedo matarte.
Sebastián  que  aún abrazaba  a  Amelia se sintió desanimado   al oír  al demonio.  Pensó  en qué mal momento  eligió   Adremelech para  ser  sincero.     El killing de  Úvatar  se  rio  y lanzó  un  rayo de color  negro al  demonio  que fue  disuelto   fácilmente.
Adremelech  bostezo lo que enfureció a la   sombra. Sebastián empezó a moverse para sacar a   Amelia  del peligro.
—No  te  muevas.
— ¿Tienes miedo por   ti  o por la  basura que defiendes?
— Ellos no son  basura  y  tú    eres  el que tiene miedo  puedo olerlo.  
El monstruo   fue  tras    Sebastián  y  Amelia mientras la sombra mandaba  rayos   a  Adremlech.
El demonio  ni siquiera le importó  esquivar los rayos  fue  directo  a   donde estaba   la  bestia  viscosa y  de  la nada  tras  unos movimientos creó una espada y cortó   las  cabezas que tenían  forma   de dinosaurio Rex   con dientes muy  afilados . 
La sombra   aprovechó  el descuido   de  Adremlech  y quiso  sujetar  a Amelia pero  Sebastián   lo sintió   y le  mandó una llamarada. 
—¿Estás  muy lento, sombra  de  Úvatar?  ¿ acaso no estás  herido?
—Tú no me has  hecho nada.
Adremelech miró  a   Amelia que   a  pesar  de la pelea  y  de   los maltratos aún   seguía luchando.
—Es  cierto, yo no te  herí   fue ella —.  Señaló  a  Amelia —  Una simple  humana  puede  destruirte.   Pasaste  horas  torturándola  y no la  quebraste.
El  kiiling   gruñó  —  ella no me hará nada. Me  tiene  miedo.
  —Eso no es  cierto ¿cómo lo destruyó?  Por  primera  vez  desde que  fue raptada  Amelia  supo  que  necesitaba   convertirse  en una guerrera destruir  a la  sombra.  Era  necesario no solo por  ella  , sino  por  todos.  Ella observó   los planes  de  Úvatar.
Adremlech  sonrió  — Tiembla  ha  llegado  tu hora.  Las sombras  van desapareciendo  y  es momento  que  tu solo  seas  un recuerdo.
Sin  embargo,  Amelia no sabía  qué  hacer  para  destruir  a  la  sombra.  En lugar  que  el demonio rubio le  explicase algo  fue  Sebastián  el que  hablo.
El  vampiro  estaba  en  tinieblas  y muy  débil.  No  se   recuperó de  ataque  de Úvatar,   mas quería pelear.
— El primer  paso es no tener miedo,  cuando  te golpean   y  te humillan.  Tu opresor  cree  tener  el poder,  pero  es  todo lo  contrario  ellos  te necesitan a  ti   y  tu no  a  ellos. La sombra  te  castigo  tanto que  olvidaste  hasta  tu nombre,  pero   no  dejas   de ser  Amelia y eres  fuerte.
Amelia quiso    contradecir a  Sebastián  ella  no se sentía  fuerte , pero  estaba  harta.
Sebastián apretó la mano  de la mujer  que amaba  no dijo una  palabra  más.  Ella supo  que no estaba  sola.  
— ¿ Qué  debo  hacer?   — preguntó al demonio  rubio.
—Respira concentra  tu poder y  con la luz  de interior  disipa las sombras.  Amelia  ya no eres  una simple  humana   puedes  controlar luz  y oscuridad.  Ahora  es  el momento  destruye    a la sombra de  Úvatar.
El killing  de  Úvatar  se rio  —  No  va a hacer nada  he visto su interior me  teme. Ella  no es  Amelia,  no tiene identidad   y  solo escucha   mis  órdenes.   Ven.
Amelia  soltó  la  mano de  Sebastián  y fue   a donde  estaba  la sombra   de ojos  rojos.   El pintor  la  llamaba  desesperado, pero  ella  ya no era  Amelia.  Cerró los  ojos y  en lugar  de sentirse sola  escucho la  voz  de  su madre, la  de su abuela  y  la  de  Zahra.
Puede  que ella  ya  no tenga  recuerdos  y no  sea  la misma  chica ingenua que era, pero  el  amor  y la  fuerza   aún estaban  en su interior . Siempre   se  hallaron  ahí  y era   hora  de  utilizarlos.  Creó  una mariposa  de luz  y la  lanzó  hacia  la sombra.
 Les  deseo  un  genial  fin de  semana y espero que es  haya  agradado  ese  fragmento. 






13 comentarios:

José Ramón dijo...

Feliz viernes Santo Saludos

Ignacio Alfonso dijo...

Sebastián es un hombre enamorado, más valioso que un héroe.
Bso

Sandra Figueroa dijo...

Espero que Amelia recupere sus recuerdos..... Un gusto leerte amiga, que tengas un lindo día. Saludos a la distancia.

Ramón Berenguer dijo...

Ignacio dice que Sebastian es mas valioso que un heroe,yo digo que tiene mas valor.Amelia no matara a Sebastian,como lo va a matar si lo quiere?Al que matara sera a Uvatar.Esta muy bien el capitulo.Besos.

FIBO dijo...

Una lectura fácil...casi me estoy poniendo al dia...y como siempre nos lleva a desear situaciones...Felicidades.

Un besote preciosa.

JUAN FUENTES dijo...

Tu capacidad intelectual te facilita que entren muchas personas en tu novela

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Genial capitulo!
Feliz Domingo!

❀ Fantasy Violet ❀
Besotes! 💋💋

Kinga K. dijo...

Buena temporada, Feliz Pascua❤

Laura Muñoz dijo...

Muy bueno, quiero el siguiente jeje
Un beso!

Nena Kosta dijo...

Se percibe muy cercano el fin del killing de Úvatar, ya descabezado, y ojalá esta vez para siempre. El amor verdadero es más fuerte incluso que el odio y la maldad, y Amelia conseguirá encontrar la forma de que prevalezca por encima de cualquier orden que la sombra quiera imponerle.
Intenso capítulo el de hoy.
Espero que hayas pasado unos buenos días de pascua.
Pasa una buena semana. Besossssss

Lourdes dijo...

¡Hola Citu! Me ha gustado mucho el capi y Sebastien y Amelia.
Ojalá que esa mariposa de luz logre el objetivo.
Te deseo una feliz semana amiga. Un besote grande!

Sunako Chan dijo...

Hola de nuevo! Por fin, me he puesto al día. Veo que la lucha está reñida entre las fuerzas de Uvatar y las de Amelia. Me alegro que Sebastian esté cerca para ayudarla. Espero el próximo capítulo del viernes. Buena semana!

yessykan dijo...

!Encantador y guerreador capítulo!
Incansables peleando con todas las fuerzas de su amor en contra de esa bestia demoníaca. A tiempo llegó Adremelech a ayudarlos. Amelia es valiente, y veo que no se dará por vencida fácilmente. Me encanta, ojola y salgan bien de esta.
Abrazo

Related Posts with Thumbnails