Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 7 de octubre de 2016

Ilumina mi corazón . Capítulo 32 ( Tercera parte)

Hola ¿cómo les  va?  Hoy les traigo un nuevo  capítulo y   les cuento que  va  pasar  con  Sebastián y los  rebeldes que luchan contra  Úvatar.  Espero que les guste.

 Capítulo  32 
Sebastián sintió un dolor  en todo  el cuerpo   como  si le hubieran    quemado  y luego    en  la carne expuesta   le  hubieran azotado.   Su  cabeza  y su mano derecha  estaba  a punto  de  estallar.  Percibió un fuerte  golpe   en la  cara  y  la  voz   del  curador  cara  de  ganso.
—Despierta,  Sebastián. No  te...
Sebastián  abrió  los  ojos ,   como  si  fuera una  tarea  muy pesada.  No  tenía  fuerzas para nada  y   estaba  muy preocupado  por  Amelia.
Firond  hizo  un sonido   entre graznido y risa.  Sebastián   lamentó  no  verle su rostro.  Como predijo el médico había quedado  ciego.   Pensó  en  Meche  que le dio   el regalo  de poder    ver  y comunicarse  con Amelia.  Solo  deseo  ayudarla   en  algo.  Por  el momento, se hallaba  perdido en las  sombras  sumido    en depender  de los  demás.  Se   sintió   casi  como un  inválido,  no    tenía  ni  la más  mínima  idea  de  cómo  iba  a  salvar   a  Amelia.   Solo    pensó  en que estaba siendo  torturada  y  de cómo  salvarla    en ese momento. Ahora  qué haría   se encontraba inutilizado.  Era  un  soberbio  tonto,  le prometió   liberarla de las  garras  de  Úvatar  y sacarla  de  ese  horrible  lugar.  No esperaba  quedarse  ciego tan  pronto.
Oyó  gritar   a  Firond   de  nuevo y golpearlo   en la  cara.  
— Sebastián.
—  Estoy  ciego,  no   sordo. ¿ Qué  pasó con Amelia ?  ¿  Y la conexión ?
—  Úvatar  nos  está buscando tuvimos   que   quitar  toda actividad mágica. ¿Pudiste comunicarte  con ella?  Le diste esperanzas.  ¿ Abrió  una  grieta  en el campo de las  sombras?
Sebastián  se  recostó  cansado  en   la  cama. Tanta  pregunta lo  mareó y  no sabía  qué responder. Asumió  que   todavía  estaba  en  la   aséptica  enfermería en donde  se le colocó  los  ojos  de  dragón  de  Meche  en sus  manos. 
Firond  fue  el único que le dio esperanzas  de   que  luego de  utilizar  el regalo de Meche  pudiera  volver  a  ver.   Parecía  estar  equivocado. Recordó  el miedo y  la vergüenza  cuando  entró  en  la  habitación  en donde  agonizaba  Meche.
La  anciana  estaba  muy pálida,    encogida   y     con  un rictus   de    dolor .  A  Sebastián  siempre le   agrado la mujer a   pesar  de  que    se  sentía  incómodo en su presencia  como si ella  supiera  lo que  hay en su corazón. Ella  lo ayudó  cuando   ni  sabía  que la necesitaba  y ahora  lo  iba a hacer   una   vez  más.
Se quedó  con  Meche  a  solas   y  por  un momento  estuvo  a punto de  salir  sin     dejar que  la anciana     lo auxilie  nuevamente .  Aunque  lo que más  deseaba era ayudar a  Amelia no quería     hacer  daño a  Meche. La anciana   le sonrió  y le invitó  a sentarse  a su lado.
—Siéntate, no  vas a crecer más  ahí parado con esa  expresión  tan  agria.
Sebastián  le hizo  caso.  
— Gracias  por     salvarme y cumplir  tu  palabra.
— Era  mi  deber.
Meche   se  movió  inquieta.
— Podrías  negarte.
— Nunca,  se me  ocurrió  así no hubiera socorrido a  Amelia.   Igual   hubiera  ido  por  usted,   por   doña  Caridad  y   don  Pedro,  son mi  familia.
Sebastián  tomó la mano  de  la anciana.
—  Lo sé.
  —  Ojalá   hubiera podido  salvar  a  Amelia.  
Sebastián   No  sabía qué  decir,  sintió  como si  la anciana le  hubiera  dado  un golpe  al estómago.
—Aún  puedes hacerlo,  pero  corres  un  gran riesgo y  capaz  que  todo sea  en vano.
—No me importa,  si  hay una posibilidad,  La  ...
Meche  lo interrumpió  —  Lo  sé,  pero   no solo tendrás  que   perder    tu vista  también  la  Amelia que conociste,   muera esta noche...
— No  lo permitiré.
—No me interrumpas  si   lográs salvarla  deberás  ayudar  encontrar  su corazón y   a  encontrar   su alma.  Tendrás  en el proceso arriesgar  tu propio  corazón, alma    y  sobre todo  tendrás que ser  más  fuerte  de lo que nunca has sido.




Finrond  interrumpió  sus recuerdos  cuando le puso  en la mano  una  copa.
—  ¿ Qué pasó? —. Sebastián se dio cuenta de que  Ana  todavía  estaba   junto  a él. Sin duda  debía   tranquilizarla. — Tu  hermana está  viva.  Pude comunicarme con ella antes  de  regresar.  Sabe que  iremos  a buscarla,  pero  no  sé  si pudo romper  la barrera  que  la  tiene  prisionera.
Ana tocó el hombro de  Sebastián en señal  de apoyo.  Nunca pensó  que  el enamorado de su hermana  la quisiera  tanto para  perder la  vista. Ella confiaba  en  que él la salvaría.  También  deseaba  ayudar a  su hermana,   no  sabía cómo  pero lucharía para volver    a  tener  a  Amelia a su lado.
Sebastián aún seguía   sosteniendo  al extraña  copa   de  oro.
—Toma  debes  recuperar  fuerza y  debes  beber  este preparado  cada   5  horas.
Sebastián    casi suelta     la copa,  mas  Ana  lo ayudó y él pudo beber  un líquido  asqueroso que  casi vomita.
—  ¿Qué  es  esta  bazofia?
—  Un preparado  de   grasa de pescado,  carne y  pollo  ,   brócoli,  zanahoria, espinacas, sangre  de elfo,  sangre humana y  sangre  de  demonio.
Ana    hizo una mueca  y  Sebastián  casi  vomita.
Firond  iba  a  darle  otro   vaso más  cuando llegó  Vanora junto  a  Adremelech  y  Lin.
Sebastián  sintió  que  alguien entró  no tuvo que preguntar quién porque  en ese instante   la voz  altiva y presumida  de la princesa  de plástico lo sorprendió.
— Parece  que  estas  bien. ¿Qué pasó con  Amelia?
Sebastián no quería  repetir  ni  volver  a pensar  en las imágenes  de  Amelia siendo  torturada por  Úvatar y el sin poder hacer nada.
— Ella  aun sigue luchando.
Sebastián escuchó la voz  de un hombre que él no conocía.
— ¿ Tú lucharas  por  ella?
— Sí.
—  Es interesante,  veamos  si aguantas mi programa.   Te  voy a  entrenar  personalmente .  Vas a arriesgar  mucho más que tu vida  en  él.
Sebastián sintió   un escalofrío  en la espalda  y    supo de  inmediato que  el  hombre  no le gustaba,  pero     haría  cualquier  cosa con tal de ayudar  a  Amelia.
—Lo sé, perdí mi  vista por  salvar  a  Amelia.
— No  solo eso perderás, si  Úvatar  gana.   En unos minutos  nos  vamos  a  reunir  para  un plan  de acción  espero que  vengas  con nosotros y estés  dispuesto   a luchar




Sebastián no dijo nada,  esperó a  oír   las pisadas  de sus  visitantes  marchándose de la enfermería.  Se  preguntó ¿ Cómo esperaban que luchará  sin  el recurso  de la vista.
Oyó  a  Firond  despedir  a  Ana.
— Debes    ponerte  este  ungüento  en tus  manos.    Y  acabar  de tomar     el remedio que  te  di. Cuando hayas  terminado ve  al salón  gris ahí  se  celebrará la junta.
—  No  sé  dónde es  ese  lugar  y   no puedo   guiarme  voy a  tropezar  con todo.
Firond      solo  sonrió a  Sebastián  que    se quedó   estupefacto  al  darse  cuenta  que podía  ver  de nuevo. Al principio fue  una mancha  borrosa , pero luego  pudo  ver  el rostro de  ganso  arrogante  del curador.
—  Pensé  que  me quedaría  ciego.
— Era  uno  de los riesgos, pero ni  Vanora, ni yo lo permitimos. Si  abusas de poder  de  adivinación   del  dragón   podría  ocurrir.
Sebastián asintió, mientras   Firond    le  daba  una especie  de  celular — Es un localizador    Blake  lo estaba   creando y yo lo modifique. —  Podrás  encontrar  cualquier  dirección  del castillo.
Sebastián agradeció al médico  cara  de  ganso  y  se  marchó   aliviado  de  volver   a  tener  visión.  Firond  le explico que    pusieron los ojos  de  dragón en sus palmas  y  que  debería  cuidarlas y mantenerlas  suaves. Llegó   tarde    al  salón  gris por culpa  del maldito mapa.  En  el salón  se  hallaban sus nuevos  aliados.  Sebastián estaba  desesperado por   oír  el plan  para  salvar  a Amelia Ahora que  contaba  con su  doble  visión estaba preparado para  ayudar a destruir  a Úvatar.

Espero que les haya  gustado el capítulo y  vieron no deje  ciego al pobre   Sebastián. Les deseo un  buen fin de semana .





10 comentarios:

Nena Kosta dijo...

Bueno, Sebastián ha recuperado la visión y se prevé que, a partir de esto, se simplifiquen las cosas, con la inestimable ayuda de los nuevos aliados y un buen plan, a pesar de las dificultades que encuentre en el camino para salvar a Amelia. Espero que despedacen a Úvatar.
Ese mejunje que bebió casi me hace vomitar a mi también ¡¡que porquería, por Dios!!
Un beso y buen finde.

Fantasía Y Realidad dijo...

Hola Citu,hoy paso a desearte un feliz y tranquilo fin de semana!!
Muchos besos y cuidate mucho niña:)tqm

Laura dijo...

Que dicha que Sebastian recuperó la vista me tenia pensando que no volvería a ver, excelente capítulo muchas gracias!

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. Yo ahora mismo feliz con este capítulo. Sabes que Vanora es un grano pero tienes sus momentos de fortuna. Me encanta Firond y sus medicinas especiales. Que me ha encantado el capítulo y te leo en siete días. Un besote!

Lujan Fraix dijo...

Hola mi querida amiga.
Gracias por estar en mis rincones. No puedo seguir la historia porque veo que ya empezó hace mucho; pero admiro tu talento y perseverancia para seguir brindando a tus seguidores todo ese caudal de creatividad que tienes.
Besos

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Muy buen capítulo, me ha gustado mucho. Pasa un feliz finde!!
Besos!

JUAN FUENTES dijo...

La calided de tus vesos me ayudan a continuar
con mis fantasias

Yessy kan dijo...

!Ay! Sebastian, en qué apuros está metido. Espero que Meche pueda ayuadarlos. !Esa pócima que debe estar bebiendo esta horricalifrastilistica! pobre Sebastián, lo que hace por el amor a Amelia. Y bueno mucha ayuda de sus visitantes, pero con grandes riesgos. Me gusto el final de este capítulo, ya que Sebastián recobró la vista, y listo para escuchar ese plan de rescate.
Saluditos amiga.

Ariel El vikingo dark dijo...

Hola Citu, buenas tardes,
como estoy con la vista voy a necesitar algo de eso en un futuro cercano,
aunque en la vida real no creo que me funcione =(

Se me pasó rápido la semana de espera, debe ser que vine a mitad de la misma =)

Sigue asi... está bien chida la historia.
(haz que muera pronto ese hijo de p.... je je je
ya sabes a quien me refiero)

Te deseo un lindo fin de semana
un cálido abrazo

JUAN FUENTES dijo...

u no vives sola,los personajes de tu novela siempre te acompañan

Related Posts with Thumbnails