Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 24 de febrero de 2017

Ilumina mi corazón Capítulo 40 ( Segunda parte)

Hola  ¿cómo están?  Espero que les  agrade este  fragmento y  se  diviertan  tanto como yo al escribirlo.  Les mando un beso

Capítulo  40
Luego de  ver cómo huía  Billy del  despacho  de  Firond .  Sebastián cansado se desplomó  en la  cama de  Amelia.  Minutos después Kelly entró en el cuarto  seguido  por  una  mujer anciana   a la que  Sebastián no  conocía y  Firond.
—Sebastián despídete de  Amelia  y por  si acaso  espérala   en  el  pasadizo  si la  trampa  falla.
Sebastián asintió  algo atontado.  Sus  ojos lagrimeaban y  su  vista  estaba  borrosa.  Le dolían la cabeza y las manos,a  pesar  de eso se paró .  Amelia  lo miró  con miedo mientras   Firond  se  acercó  hacía él  con  la  expresión de su  rostro  enojada.
—Te  dije que  tuvieras  cuidado  con  utilizar  los ojos de  dragón.
— Selene busca   a  Luke .
Sebastián protestó  — estoy  bien , puedo ver  y fue un accidente.
Firond   fue    en  busca  de  un frasco color  que estaba  encima   de la mesa que  se hallaba  al fondo  la habitación .
—Ten,  toma todo y no  hagas  muecas.
—¿Katy  porque no  buscas  a Luke?
La asistente   de  Firond  furiosa  gritó — Me llamo  Kelly, entiéndelo de una  vez.
—  No pierdas  el tiempo y  llámalo.
Kelly se  fue  mientras  Sebastián  daba un  beso  rápido a  Amelia  en los  labios  y  se  iba por  el pasadizo  .
Luke  llegó  seguido de  Broom y una maleta  pesada . El Recolector    hizo su  trabajo  con  ayuda   de  Firond  mientras  Amelia   y  la anciana  miraban   fascinadas  la  escena.  Luke  fue al pasadizo con  Sebastián  Y  Brom  que  se escondió luego de   poner    unos   artefactos   electrónicos  por  toda la  habitación.
Amelia supo el momento exacto que llegó  Billy y su jefe.  Sintió  un malestar  y  una energía tan maligna   como la  Úvatar  se movió  incómoda en su  cama.  Firond  de inmediato se  dio cuenta  y le  tomo  la mano .  —Todo  va  a  salir  bien.
Amelia  asintió  temiendo  sufrir   un desmayo  o  algo  peor.  La  cabeza  estaba   a punto de estallarle  y   tenía  náuseas.     Escuchó  a Lin  pelear   con  Billy  y el señor  Mercader.
—Buenas  noches,  Lin.  Es  molesto  tener  que  venir  a aclarar  asuntos  que pensé  que estaban ya finiquitados.
Lin miró a  Ana  que fingía llorar   junto   a  Zahra que aún conservaba  la herida  que  Billy le  hizo  momentos  antes, para  dar más dramatismo a la escena.

—Sé que estás  ocupado  Adolfo.  Pero,  tu  empleado de confianza  en lugar  de  velar   por  las hermanas  Bolaños.  Vino  a  acusarnos   de  que no le dejamos  ver  a  Amelia,  cuando  su   condición  es  sumamente  preocupante  y  puede   que no pase la noche.
Adolfo  Mercader   miró  a  Billy  indignado.
— ¿Eso es lo que pasa?
Billy  fastidiado  hizo  una mueca  —Ellos  están  ocultando  algo  ,  usted  sabe cómo  son los  cambia formas.
—Lo sé, puede  que  todo sea  un malentendido  dijo  en tono conciliador  Adolfo  aunque   en  su voz  existía algo de desprecio.
— No lo creo,  Adolfo —.  Lin señaló  el lugar  donde   Ana lloraba  junto a  Zahra   que mostraba   en el rostro más dolor   que el que  sentía  realmente.  Billy  trató de atacar  a  Ana  Bolaños y si una  hubiera sido peor de  no ser   por  la intervención de  Zahra.
—Oh, mi dios.
—Ahora  va a decir  que  un mal entendido  que es  culpa de los  cambia formas.  Zahra y  Ana son hechiceras.
—Son  casi  la misma  basura que los   cambia formas — Masculló  Billy.
Adolfo  Mercader  rezó  para  Lin   no lo oyera  y le  dio un codazo  —.  Fue  el deseo  de  Billy  por ayudar lo que nubló su juicio .  Es  tan generoso.

Golpeó a  Billy para  que   sonriera pero  el  resultado  fue  peor.  La  expresión en el rostro  del ayudante  del señor  Mercader  era aterradora.
Adolfo fastidiado por perder el tiempo  entre esa  gentuza  y  no poder  conquistar    a  Vanora.  Tomó la mano de Lin  haciendo nota  mental de lavarlas  bien  —. Lin es por la seguridad de  todos.  Se  que los  cambiaformas  no  se llevan  con  Billy, pero  él es un médico  brillante.  Verá  que es  mejor  que ese  personaje  raro.  Además  es  hechicero  y no  elfo.
Lin    sintió  una  vibración de su  celular  indicando   que  todo estaba listo.
—No  estoy de acuerdo con esto.  Firond dijo que la condición  de  Amelia  es  es  crítica   y   lo que  le  hizo Úvatar   puede  tener  consecuencias.  Pase  bajo su propio  riesgo.
Billy  sonrió triunfante  caminando oriundo  a la habitación de la  enferma. Mientras  Lin   pensó  “que el que  ríe  al último  ríe  mejor”.
Adolfo   golpeó  a la  puerta  Firond  abrió   con semblante  abatido.
—¿Qué desea ?
Adolfo lo  miró   ofendido  y sorprendido.
—  Quiero pasar  a la  habitación de la  señorita  Bolaños.
Firond  miró  a  Billy  y luego  al s eñor  Mercader.
—Solo los dejare   pasar   con permiso  de  la  hermana  de mi paciente   o la autorización  del señor  ministro de magia.  
Antes de que pudiera  hablar  Adolfo.  Firond   les cerró la puerta  en la cara. El ministro   furioso  golpeó la puerta.


—  ¿Qué desea? Estoy  ocupado con mi paciente acaba  de  tener  un episodio.  Debe ser  las malas  energías. Así que consiga  la orden  o márchese. —  Firond  quedó mirando  a  Billy y luego para consternación  de  Adolfo  le  cerró la puerta  en  la cara.
—  ¡Mierda! ¿Qué se ha creído  este  pato    arrogante?
Adolfo  volvió    golpear la puerta.
Firond  volvió  abrir  la puerta  cansado .
—¿Qué desea?  Ya le  dije  que estoy  ocupado  y   que no tengo   tiempo  para ese juego de niños de  golpear  y no decir nada.  Además,  usted  está muy viejo para eso.
Adolfo lo miró horrorizado    en especial porque el elfo  iba   a cerrarle  la puerta  en la  cara   Puso  su pie  para impedir  que  Firond   lo despache . — Por  dios  es  un maleducado,  antes  que  vuelva a cerrarme  la puerta  en  la  cara.  Sepa  que soy el ministro  de magia  y exijo  ver   a  Amelia   Bolaños.
—  Ah, no lo reconocí.  En  la  televisión de hechiceros  se  ve más  joven, menos  calvo  y  gordo.  
—  Yo no estoy  gordo y peor calvo —. Adolfo  se  topó la  cabeza  para  ver  que  su  flamante  peluquín lucía  recto.
—  Se ha visto en un espejo.
Billy  gruñó  —  Déjenos pasar.
—Enseguida. —  Firond  abrió la puerta y  Adolfo   Mercader  suspiró de  alivio. Iba a entrar   pero un  campo  de fuerza  lo impidió  y el ministro cayó al piso encima  de  Billy.
Firond  cerró la puerta mientras mascullaba sobre las  formas que le hacen perder  el tiempo.
Adolfo furioso   se paró  y  golpeó  la puerta  con  deseo  de   romperla en mil pedazos.
—  ¿Qué  desea ?
— Entrar,  grandísimo h...— Firond  lo interrumpió . No es necesario   que me alabe para entrar.
— Déjeme  pasar.
— Ya lo hice,  usted no entró.
—  Grandísimo ...
—Le dije ,  que no me alabe,  me sonroja.
— Puso un  campo  de  fuerza que no me deja entrar.
—Hay cierto me olvide.
Firond  de nuevo cerró la puerta en la  cara  de  Adolfo.
A Adolfo    le  salía  humo de las orejas  Lin   ser  reía disimuladamente  mientras  Ana  se metía  el puño  para   no hacerlo  a carcajadas.  
Adolfo iba a golpear la puerta, pero  Firond  la abrió. — Entré.
El ministro   se  quedó mirando    hacia   la habitación.
— ¿Va a entrar  o no?
—Por fin
Adolfo entró  al  cuarto de  Amelia    cuyo olor   hierbas lo mareó.  Era  una  habitación   con una  cama  grandes,  dos  veladores    y  dos sillas  de madera  antigua.   El  estúpido  elfo  miraba  unas  botellas mientras  una  anciana  sostenía  una lavacaras   con  un líquido  negro.
—¿ Eliminó  el vómito   o va a tomar  muestras?
—Ya  las  tomé  Gema,   gracias.
La anciana   casi se  tropieza  y  riega  el  líquido negro  en   Adolfo.
—Disculpe.
—  Tenga  cuidado.  
Adolfo   se  alejó lo que  más  pudo de la mujer. Sin  embargo,  esta   se  volteó  rápido  y preguntó —.  ¿Lo conozco  de   algún  lado?
—Gema  — .  Haz  tu trabajo  —  gruñó  Firond.
La  mujer  se  volteó   de  forma  brusca  y  casi  riega  el vómito  negro   para  consternación de  Adolfo.
—He   trabajado por  más  de  30 años  con enfermera  en  el mejor  hospital  de  hechiceros  de Edimburgo.
—Disculpa  Gema,  no es  tu  culpa  .  Odio las  visitas por  más prominentes  que   sean.
Firond  miró en dirección de  Adolfo  y  Billy que esquivaban  a  Gema  y el vómito negro.
— Entre de una  soberana  vez.
Adolfo lo hizo y  miró  en forma despectiva  Amelia que para  él  era lo mismo   que  una  basura.  Sin desearlo le dio la mano   haciendo nota  de  lavarse  bien.  Odiaba  cualquier  germen  .
—Encantado de conocerla  señorita  Amelia.  Soy  el ministro  de  magia  y  hechicería.  La  más alta  autoridad  entre  los  hechiceros de  Europa .  
Amelia asintió sin ganas y le dio una sonrisa  como saludo.  Estaba    muy  asustada  por la  forma  que  el hombre  de  rostro avinagrado la observaba.
Antes  que ella pudiera  decir  algo  Gema  volvió  a la  habitación y  de  repente   abrazó al  ministro.
—¡Oh,  por  dios! Es Mercader,  Adolfo  Mecader. Lo admiro  tanto señor  Adolfo.
Adolfo se sintió  asqueado y  solo deseaba  alejarse  de la anciana  y su olor a antisépticos.  Odiaba  tanto a sus electores, para  él  solo eran  útiles mientras  voten y se dejen  robar.
—Es  bueno  contar  con  gente  como  usted  Gema.  Así la magia  avanza y el pueblo  también. —  mintió  Adolfo.
—  Oh,  señor  ministro escucho  siempre   sus  enlaces  mágicos  hasto los  grabo.
—  Lo mismo  hago  yo.  La  voz  de la verdad,  no puede  ser  callada.
—  Voy a atesorar  por siempre  su abrazo.  
Adolfo  sonrió y  antes  de  que pudiera contestar   oyó  un grito  de  Amelia.
Brom   dentro del pasadizo había  puesto   un dispositivo  electrónico que hizo   la   enferma se  elevara  por los aires. Sebastián  a lado de  Luke  solo contuvo el aliento  y espero que  Amelia no le pase nada.
—  ¿Qué le pasa?
—  Tiene  convulsiones y  puede   estallar  en mil  pedazos.  El  vómito  negro que expulsó  antes  puede  ser  contagioso.  Recién  estoy  haciendo los  análisis.
Adolfo  miró  Billy  con cara   de pocos  amigos.  La  enfermera que  tuvo el vómito   lo abrazó y  él estaba  en un cuarto lleno de   gérmenes.  Viendo   a  una pobre  mujer   a punto de estallar.  Por  dios  su  traje era de diseñador  costaba una pequeña  fortuna.
Amelia  hizo  un ruido  grotesco  y empezó  a  expulsar la  sustancia  negra. Adolfo  golpeó  a la enfermera para   no  dejarse   regar  con ese  asqueroso   líquido. Lo peor  pasó  después  cuando las manos  de la anciana  se  volvieron negras.
—  Uy, es  contagioso.  Nadie entrara   a este cuarto.  Si quieres  a la  enferma  Billy  espera   a que se  recupere o muera de una soberana  vez. No  vas a infectar   mis instalaciones.  — Luego de  decir   eso, salió corriendo.
Billy  salió tras  de,  él  sin creer   en la  trampa.
Firond  puso  de  nuevo un  campo    de  fuerza  y  lo hizo   más  fuerte  que el anterior  ni  Azidahaka  pudo atravesarlo.
Se acercó  a Amelia que estaba  pálida pero sonriente.
—  Parece que soy una  buena actriz.
—  Gracias ,  señor  Brom
—  Dime  Brom ,  preciosa.
—  Lo convencimos por el momento.  Debemos  fingir  la muerte  de  Amelia   lo  más pronto  posible.

Espero que les   haya agrado el  capítulo y buen fin de semana 



10 comentarios:

Violeta dijo...

Hola preciosas!
Fantástico capítulo! Feliz fin de semana. Besotes

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Genial capítulo!!! Me ha encantado :)
Disfruta del fin de semana!!
Besos!

Mela dijo...

Hola JP... Pues me creo que te hayas divertido al escribirlo... y ya puedes saber que yo me he divertido al leerlo
Me encanta este tipo de capítulos... creo que autores y lectores gozamos con ellos
Ya me he sonreído con Kelly cuando se ha ofendido porque Firond la llama Katy
He imaginado a Adolfo Mercader y a Billy esquivando a Gema, y al vómito negro
Me gusta la magia, pero este Ministro de Magia y Hechicería no me gusta nada
Adolfo Mercader es muy aprensivo y escrupuloso... muy lógico que haya querido irse muy lejos de una habitación tan "contaminada" ;-)
Bueno, y ahora espero que la operación y los planes salgan bien
Te felicito por un capítulo que hará sonreír al lector más serio
Besos, y feliz finde

Laura dijo...

Oh van a fingir la muerte de Amelia!
Que bueno se esta poniendo la historia, gracias!

JUAN FUENTES dijo...

En nuestro paso por el sendero de la vida,a vaces tenemos que pasar por sendas equivocadas

Sunako Chan dijo...

Hola Citu! Espero que estes bien. Bueno, bueno parece que Brom, Firond y los demás se salieron con la suya. Amelia es una gran actriz. No obstante, el mejor es Firond con ese empaque para enfrentarse a esos dos. ¡Bravo! Espero leerte en siete día, me ha encantado el capítulo.

LOBEZNA dijo...

No podías haberle puesto mejor cara a Billy el sangriento. En la saga Underworld sale de vampiro.
Buen capítulo.
Un abrazooo.

Nena Kosta dijo...

Jajaja, Mercader es tan aprensivo y tan estúpido que le han engañado. Me encanta Firond, su carácter malhumorado y su temple e impasibilidad si la situación lo requiere. Cómo les ha tomado el pelo a Billy y a Mercader. Y Gema de un lado a otro con el vómito negro amenazando con duchar al presumido de Mercader, no me extraña que quisiera marcharse de una habitación con tanto germen. Amelia lo ha hecho muy bien, ahora a ver si consiguen que estos dos piezas se mantengan alejados el tiempo suficiente para que Firon la opere.
Un capitulo muy divertido.
Besos y que sigas pasando un buen finde.

Yessy kan dijo...

!Me gusto este capitulo!. El diálogo entre Firond y Adolfo es jocoso, me causo risa.
Ja! Que buen ardid, te quedo redondo. Ya que se fue de una buena vez ese Mercader fastidioso.
Espero que los planes de Amelia y Sebastián sigan adelante para poder sanarla.
Beso y cuidate

Lourdes dijo...

¡Hola mi niña! Pero que capi más divertido, me ha encantado. Lo he disfrutado mucho. El plan para Amelia me gustó. Espero que tengas buena semana amiga. Un besazo!!

Related Posts with Thumbnails