Bienvenidos a mi blog. He creado este por que tengo un montón de historias en mi mente que me gustara compartir. Miles de mundos y personajes siempre me acompañan, decidí, que era hora de hacer que fueran conocidos. Quiero, que sean capaces de expresar y soñar junto a mi. Espero, que les guste mi casa y tendrán una voz aquí. Mi cariño y amistad también.

viernes, 16 de junio de 2017

Ilumina mi corazón Capítulo 48 ( primera parte )

Hola  ¿cómo están?  Hoy les traigo un capítulo con mucha  acción  y algunas sorpresas.

Capítulo  48


Úvatar  traspasó  el portal que lo conducía  al cielo  azul.  Se  sintió  algo emocionado por  conocerlo al fin.  Aher  nunca  lo  dejó  ir  a  aquel maravilloso   por más que  proclamaba  su amor  siempre  defendió   la privacidad  de  su lugar de trabajo.
Ahora   el cielo  azul  sería  suyo.  Respiró hondo temía   otra  vez    ser  vencido  fue  muy   fácil  sacarle  la  verdad  a los  hombres  de  Vanora.  Sin  embargo,   no  se dejaría  vencer  tan  fácilmente  .  Dudaba  que   fuera una trampa   la rubia  tonta  que  Aher  eligió como sucesora  fue  su peor  error. Caminó junto  a Azidahaka  por  las nubes     y el cielo estrellado de lo que los  simples humanos llamaban  el purgatorio.
Un muchacho    de  cabellos dorados  y    cuerpo  enclenque  estaba   apoyado en la puerta  junto  a  él   Se  encontraba  un hombre     asiático    que  miraba  el reloj   como esperando una  señal.
Úvatar  miró a Lebara  para  que  active  su  arma  y   duerma      a los  dos  recolectores.  El científico   sonrió,  servilmente  y luego  de inclinarse   en forma de  saludo presiono un botón que hizo  que    los  dos recolectores       se  quedaran inertes.
Luego  caminó   en  busca  de  Ana  ella  estaba    en  un cuarto  cerrado  que parecía    una portería la muchacha .  Se  encontraba  acostada en un sillón  viejo como si estuviera resignada  a su destino.
Úvatar hizo  que entrara    Lebara  por si acaso era una  trampa.  Ana   miró extrañada  al hombre se incorporó asustada  y preguntó    al científico.
— ¿Quién eres?
Lebara   le hizo   señas  a  Úvatar  había  sido para el  fácil forzar la puerta.  El demonio elfo  entró  y  Ana  gritó del miedo.
— Parece, que  aún me  recuerdas  en tus  sueños.
—  De mis pesadillas.


Úvatar tocó la quijada de  Ana
—  Serás   más  fácil  de doblegar  que tu hermana.   
—  No  hables  ,  de mi hermana  te  odio por todo lo que le hiciste.
— Sufrirás por todo lo que me hizo  tu hermana.  Me  voy  a divertir   asustándote   ratoncito.
Úvatar  rio   y observó el cuartucho  en busca    de  alguna  trampa  ,  pero  todo parecía  normal  .  Hizo una señal  a  Lebara  y   Azidahaka  para  que    empiecen   con  su  ejército  de esclavos    a  doblegar a los recolectores.
Úvatar  se quedó solo  en ese cuartucho con  Ana que lloraba    asustada, sus  manos  cubrían  su  rostro .  
—  Es mejor  que me sigas .
Ana   no se movió.  
—  Ven.
La  muchacha  se quedó  en su sitio, llorando a  mares.
— Muévete  o   recibirás  un  castigo.
Ana no le hizo  caso  y  se quedó en su sitio.  Úvatar  furioso  tocó   el cuello  de  la chica con deseos  de   asustarla  y doblegarla para que cumpla con sus  deseos.
Ana  cuando  sintió  que   las garras  de  Úvatar  en su  cuello dejó  de llorar y quito  sus  manos  de  su rostro.
Úvatar    dejó    de apretar el cuello  cuando   se dio cuenta de que la mujer  que    estaba estrangulando  no era   Ana  sino   su hermana  Amelia.

—  ¿Me  extrañaste?
—  Voy  a destruirte,  no lo  harás.  Hoy  recibirás  tu  castigo.
Úvatar  sintió   no podía moverse   era    como  si  Amelia   lo hubiera  apresado  con  cadenas  .  Quiso estrangular   a  la mujer.  Sin  embargo,   no podía mover ningún  músculo.  Debía liberarse de su  agarre  lo antes posible.  Tal vez  había  una parte   de  él oculta  en  el  alma  de  Amelia.
Se concentró   y  canalizó  todo  su poder      en buscar  una conexión  con  Amelia.    Pensó que era imposible  cuando por  fin  la sintió  .  Amelia  aún lo tenía sujeto  y  ella    creía  que     lo iba  a  vencer  .  Cuán  equivocada  estaba, pronto se  iba a arrepentir  de  todo lo que le  hizo en el pasado.
Amelia  dejó   que  Úvatar explore  su  alma  y piense que podía  vencerla  .  Cuanto más  juntos      estén      su hechizo   funcionara mejor.
Amelia  sintió   como  Úvatar     le mostraba las imágenes   cuando   la  torturó.  Para  poder   encontrar  su lado  oscuro,  su  rabia  y  su deseo  de  venganza. Fue  cuando  Úvatar    oyó   a una mujer  cantando.  La   escucho  antes  cuando  invadieron   el inframundo era   Heli la amiga  de  Amelia.
La  anuruin      tomó la mano  de  Amelia  .  Úvatar no entendía  cómo no la  percibió antes  para  darse cuenta  que era una  trampa.  
Leyendo sus pensamientos     una mujer     pequeña  apareció   .  Era  delgada y parecía  frágil,  pero   eso era  un  engaño.    Is    lo   miró con odio   y  deseo      destruirlo  como el  demonio elfo hizo con su  difunto esposo.
En  lugar  de eso  dijo    con  voz plana y sin emoción.

— No pudiste   percibimos   aunque   estábamos    ahí.  Gracias    a mí  y a una  técnica que me  enseñó mi  difunto  esposo.
Úvatar  miró  a  la   pequeña  demonia  de  fuego tal  vez  pudiera  utilizar  su  rabia para  orientar  su poder  y liberarse  del agarre de  Amelia.
Is  tomó la mano   de  Amelia  y  Heli   que  seguía  cantando   una melodía .
— Te odio con todo mi ser  y  deseo    destruirte.   Sin embargo, por  el momento   me  conformaré   con    tenerte   prisionero en tu jaula  de  odio  y  venganza.
Cuando  ella empezó  a  cantar junto a  Heli  y  Amelia    Úvatar  sintió  un dolor  profundo   que  le  carcomía  la piel.
Imágenes     de las personas  que estuvieron  en  su  vida    asomaron en  su mente.   Observó  a sus padres   cuidándolo  para   que  se  vaya  a dormir  con la misma  canción  que    Heli   estaba    interpretando de  forma magistral.
Su madre    lo acariciaba  y el amor  en sus  ojos  era     tan evidente.   Úvatar  no deseaba   rememorar  su pasado   y mucho  menos  sentir  culpa  por  haber  matado  a sus  padres.    Heli    junto  Amelia  e  Is  se pusieron a  cantar  Úvatar  revivía ante  sus ojos   como traicionó  , mintió  y destruyó  a cada  persona  que  lo amó.
Indudablemente  recordó a  Aher   y  su  mirada melancólica  .   Fue en ese momento  cuando llegó  Vanora.


Ella estaba   pálida  y  su  ropa  manchada  de  sangre.  Sin embargo,  sonrió al ver   a su enemigo    apresado.
— Pensaste  que   estaba      prisionera.  Te equivocaste ,  como     lo hiciste  jugando  con  Aher.   Aun la   recuerdas   y  aunque  tu corazón llora por  ella.  La mataste  porque  tu odio y  venganza     era más importante para  ti. Ahora no  te    queda  nada  .
El dolor   del corazón  de Úvatar  se  acrecentó  al igual  que   el malestar  que sentía  en todo su cuerpo.
Vanora   tomó la mano de  Is   y  Amelia pero no  cantó    .  En su lugar   cerró  los   ojos.  Concentrada en   su poder para que  Úvatar  durmiera  y quedará  en una especie  de coma  en la que  su  cuerpo  y su  espíritu  descansaría   por  mucho  tiempo.  Sin embargo, sería torturado por las  imágenes   de su pasado
Úvatar en vano quiso liberarse de las ataduras, pero  por más  que lo intentaba  no podía.   Casi a  punto  de  quedarse  eternamente   dormido  .  Observó  a  una dragona de  color púrpura  se imaginó que era    Gilraren la hija de  Amras .  Ella lanzó un  rayo   de  con los  colores del arcoíris para  crear  una especie  de  cripta imposible  de  abrir    desde   dentro.
Ni  bien  sellaron    la  cripta con el cuerpo  de  Úvatar.  Se  oyó  un estruendo  alguien deseaba   entrar en la  habitación  que estaba  sellada   por  Adremelech     que  la  protegía    para  que ningún  enemigo  pudiera   entrar.
El demonio  junto  con  Sebastián,    Anazareth ,  Amras  ,  Idris   Eru  y otros 5 elfos  custodian  afuera  de la pequeña portería  del  cielo  azul .    
Azidahaka     sintió  que algo extraño pasaba  retrocedió , por  fortuna    se dio cuenta de que  era  una trampa.  Dejó solo   Lebara  y   se dispuso   a   salvar   Úvatar.
Lo primero era  terminar  de  una manera    rápida  y fulminante  con todos  sus enemigos.  Por  lo que  emano  un  veneno  que  era    muy  tóxico para  dragones   y  demonios.  Lástima  que  a   los  humanos  y  elfos no les hacía nada,  pero  podía matarlos  de  otra  forma  y  sin ni  siquiera pelear.

Espero haberles sorprendido, les deseo un genial fin de semana 








9 comentarios:

JUAN FUENTES dijo...

Con tu gran imaginación,le podrias sacar algo a esa fotografia,y adactarlo a unos de tus
personajes

LOBEZNA dijo...

Pues sí.... bastante sorprendente. Me ha gustado.
Buen finde y un abrazooooo.

Violeta dijo...

Hola preciosa!
Fantástico capítulo!
Te deseo un feliz fin de semana.
Cuídate mi niña!

Besotes!

Mi tarde junto a un libro dijo...

Hola! Wow pedazo de capítulo!! Me ha encantado.
Feliz finde!
Besos!

Sunako Chan dijo...

Hola guapa! Espero que estés bien. Bueno, bueno que al final era una trampa si la señorita brillante no podía fallar, llamo así a Vanora. Me encanto que fuera Amelia quien atrapara a Uvatar. Genial capítulo!! Te leo en siete días. Un besote!

Lujan Fraix dijo...

Te debo la novela mi querida amiga, es que no estuve bien de un brazo y me duele todavía, menos pero está allí todavía esa molestia. Me quita ganas de todo aunque sigo con el blog pero menos.
Te mando besos y gracias por estar siempre.

Yessy kan dijo...

!Wow! que sorpresa se llevó Uvatar, era Amelia convertida en Ana.
Muy bien usada esa técnica para pasar desapercibidas por Uvatar.
Con la llegada de Vanora pudieron contrarrestar al demonio.
Espero que funcione la trampa para Azidahaka y no va a escapar.
Muy buen capitulo.
!Te envío un abrazo, feliz domingo!

Mientras Leo dijo...

Amelia!" Y tan sorpresa!!!
Me ha encantado, feliz comienzo de semana
Besos

Laura dijo...

Genial el capitulo ese Uvatar no es nada tonto, esta de lo más buena la historia, gracias!

Related Posts with Thumbnails